Los distintos Vía-Crucis de las Hermandades reunieron a numerosos fieles en Jerez, El Puerto, Sanlúcar, Arcos o Villamartín

Organizados por los respectivos Consejos Locales de Hermandades y Cofradías, dieron acentuado tono piadoso a la noche del primer lunes de Cuaresma.

Monseñor José Mazuelos Pérez ha presidido esta noche en la Santa Iglesia Catedral del Salvador el Vía-Crucis de las Hermandades que, organizado por el Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Jerez, ha constituido celebración piadosa en torno a la imagen del Santísimo Cristo de la Expiración con parangón en otras localidades diocesanas como El Puerto de Santa María, Sanlúcar de Barrameda, Arcos de la Frontera o Villamartín.

Desde el traslado de la popular imagen del crucificado de San Telmo desde su circunstancial sede de la iglesia de San Francisco, el acto jerezano, que ha dispuesto de las indulgencias propias, ha sido una viva expresión del tono con el que los fieles han comenzado a vivir la Cuaresma. La lectura, meditación y oración en torno a las estaciones del Vía-Crucis ha contado en el templo catedralicio con los cantos interpretados por la Capilla Musical Catedralicia dirigida por Ángel Hortas.

El Vía-Crucis del Consejo de Hermandades y Cofradías de El Puerto de Santa María se ha celebrado en los claustros del Colegio San Luis Gonzaga, de la Compañía de Jesús, parroquia de San Francisco, con la asistencia de numerosos cofrades. Lo ha presidido la imagen de Nuestro Señor Jesucristo Yacente portada en andas por representantes de todas las hermandades, siendo de destacar que las distintas estaciones estaban formadas por las cruces de guía de estas Hermandades.

De modo simultáneo se han disfrutado de celebraciones del Vía-Crucis organizados por los respectivos consejos locales de cofradías de otras localidades diocesanas como Sanlúcar de Barrameda en la parroquia de Nuestra Señora de la O con la imagen de Jesús Cautivo, en Arcos de la Frontera con la de Nuestro Padre Jesús Nazareno en la parroquia de San Pedro; o en Villamartín en torno a la imagen del Señor de la Humildad y Paciencia en la iglesia de San Francisco.