“Los consagrados viviendo en pobreza, castidad y obediencia, hacen de su vida donación a aquel que es la razón de su propio vivir” Destacado

Un centenar y medio de religiosas y algunos religiosos, si bien los institutos religiosos masculinos son muy pocos en Almería, acudieron a celebrar con el Obispo diocesano la Jornada de la vida consagrada, participando en una solemne misa, en cuyo marco los religiosos y religiosas renovaron su consagración de vida en acción de gracias a Dios por la vocación que el Señor les ha regalado para vivir la caridad perfecta, que es donación de sí a Dios, de cuyo amor se nutre la entrega de la vida a los hermanos.

El Obispo glosó en su homilía en significado de consagración de la presentación de Jesús en el templo, misterio de obediencia y humildad al que se asocia la Virgen María, acontecimiento de salvación que ilumina la vida de consagración de los religiosos y religiosas y de todas las personas que han hecho consagración de vida y seguimiento de los consejos evangélicos.