Una treintena de niños y adolescentes participan en el campamento diocesano vocacional en Veléz Rubio Destacado

“Aquí estoy Señor, toma mi vida”. Este ha sido el lema del Campamento Vocacional organizado por el Secretariado de Pastoral Vocacional de la Diócesis en Almería, durante los días del 9 al 13 de julio, en colaboración con el Seminario Conciliar.


En estos días festivos de convivencia, que han tenido lugar en el Convento de la Purísima de Vélez-Rubio, han participado, además de los seminaristas mayores y menores, 28 niños de edades comprendidas entre los 7 y los 16 años, procedentes de distintas parroquias de la provincia como Cuevas de Almanzora, Nacimiento, Retamar, El Parador, El Ejido, Adra, Illar, Vera, Alhama, Cortijos de Marín, Serón, Sorbas, Rioja; y de algunas parroquias de la ciudad. En concreto de las parroquias de Montserrat, San Antonio, San Francisco y San Agustín.

En un ambiente lúdico y sosegado se ha tratado el tema de la dimensión vocacional de la vida cristiana y especialmente se abordó la vocación específica al sacerdocio, así como la importancia de estar atentos a los signos donde se descubre la llamada de Dios.

La oración de la mañana y de la noche, la Eucaristía diaria, los momentos de oración ante el Santísimo, las catequesis por edades, junto a otras actividades religiosas complementarias, han ayudado a que los niños puedan avanzar en su crecimiento espiritual.

Largos ratos de piscina, cantos y juegos de animación, una excursión a Sierra de María, talleres de entretenimiento, campeonato de futbol sala, visitas guiadas y divertidas veladas, completaron estas jornadas vividas con total intensidad.

Al finalizar el campamento, cuatro chicos han manifestado su deseo de entrar en el Seminario Menor, que unidos a los tres que ya estaban previamente decididos, podrían ser siete los nuevos ingresos para el próximo curso. Asimismo, pueden ser otros siete los que en septiembre inicien el Pre-Seminario.