La Virgen de Tices visita los pueblos de Escúllar, Abrucena y Abla Destacado

La iniciativa surgió como una manera de revitalizar la devoción que estas poblaciones han tenido históricamente a la Virgen de la Consolación. Estas visitas comenzaron el domingo 10 de junio y han sido secundadas por numerosos fieles de estas parroquias.

El domingo, día 24, la imagen de la Virgen pasó de manos abruceneras a manos abulenses. Será esta localidad de Abla quien disfrute de la presencia de la Virgen durante las próximas dos semanas. En este pueblo se han organizado, no solamente las visitas por los hogares, sino también la celebración diaria de la Eucaristía en las distintas ermitas de la población.

Aún está prevista la visita a otros pueblos que así lo soliciten, hasta la gran fiesta de Tices en la noche del 14 de agosto.