Nueva normativa diocesana sobre Hermandades y Cofradías

El día de san Indalecio del presente año entraron en vigor las «Normas diocesanas sobre la constitución y acción eclesial de las Hermandades y Cofradías», que sustituyen a la normativa hasta ahora vigente que fue promulgada el año 2004.


La finalidad no es otra que la de garantizar el carácter eclesial de las actuaciones de las principales asociaciones de fieles en la Iglesia que son las cofradías y las hermandades, y regular mejor sus actuaciones. Así, el propósito es lograr una mayor coherencia de vida cristiana de sus miembros y una más nítida transparencia institucional dada la particular y significativa vinculación de sus actividades con la presencia pública de la Iglesia en la sociedad.

No se puede olvidar que estas asociaciones de fieles cristianos existen para fomentar una vida más perfecta, para promover el culto público a los misterios de la pasión, muerte y resurrección del Señor, a la Eucaristía, a la Santísima Virgen, y a los Santos, así como promover la doctrina cristiana y realizar actividades de apostolado y de caridad para con los necesitados.