“Continuad cultivando vuestra vida cristiana con los sacramentos y viviendo el amor de Dios en los compromisos concretos”

44 confirmandos de las parroquias de Monserrat, Santa Teresa y el Espíritu Santo recibieron el don del Espíritu santo el pasado viernes 8 de junio.


El pasado sábado, día 8 de junio, Mons. González Montes administró el sacramento de la Confirmación en la parroquial de Ntra. Sra. de Montserrat de la ciudad de Almería a un total de cuarenta y cuatro fieles cristianos, en su gran mayoría adolescentes y jóvenes. Al grupo de confirmandos de la parroquia se unieron algunos fieles de las parroquias de santa Teresa de Jesús, Espíritu Santo y san Sebastián.

La santa Misa comenzó a las 18,30h, después de recibir al Sr. Obispo a la puerta del templo parroquial y ofrecerle el agua bendita como corresponde al ritual en estos casos. A la entrada al templo fue saludado por una representación del Consejo Parroquial de Pastoral y por la Asociación de Fieles “Apóstoles del Lavatorio”. Después de saludar a Jesucristo Sacramentado en la Capilla del Sagrario se dirigió al edificio parroquial de servicios múltiples donde estaba instalada la sacristía provisional. El templo se hallaba con una participación de feligreses muy notable.

En la celebración del sacramento de la Confirmación dentro de la Misa, presidida por el Obispo diocesano, concelebraron, D. Manuel Pozo Oller, párroco y al tiempo Vicario episcopal para la Acción Pastoral y el Clero; D. Francisco Salazar Zamora, párroco de santa Teresa de Jesús y Deán de la S.A.I. Catedral de la Encarnación; D. Ignacio López Román, párroco del Espíritu Santo y Delegado episcopal de Enseñanza; y D. Ginés García Sánchez. Ayudaron en los oficios que le son propios como diáconos permanentes Joaquín Espino Parra, que en la actualidad colabora en la parroquia de Ntra. Sra. de Montserrat y Jesús Ginés García Aiz, adscrito a la parroquial de la Preciosísima Sangre en Aguadulce y Director del Instituto Superior de Ciencias Religiosas.

El Sr. Obispo en su alocución invitó a los presentes a vivir la fe de manera testimonial en un mundo que, citando la exhortación apostólica del Papa Francisco Gaudete et exsultate, ha prescindido de Dios reviviendo las antiguas herejías pelagianas y gnóstica e invitó a responder a las preguntas que nos hace la increencia o la indiferencia religiosa sobre qué aportan los cristianos al mundo exponiendo con vehemencia que, «nada más ni nada menos, que a Dios». También invitó a concretar, desde este momento que los confirmandos han completado su Iniciación Cristiana, cuál es su misión dentro de la Iglesia añadiendo «tenéis que continuar cultivando vuestra vida cristiana alimentándoos con los sacramentos y viviendo el amor de Dios en los compromisos concretos a los que Él os llame». Al acabar la ceremonia el Sr. Obispo, después de la fotografía familiar, compartió animadamente con los confirmados entregándoles un recuerdo personal de la celebración.