«Nadie debe quedarse sin cantar; abstenerse del canto equivale a marginarse de la asamblea y romper la unidad de la misma»

El reconocido músico Antonio Alcalde clausura la formación del clero almeriense.

El pasado lunes, día 4 de junio, el presbiterio diocesano celebró su VIª Jornada de Formación en la Casa Seminario “Reina y Señora” de Aguadulce terminando con este encuentro de trabajo el ciclo dedicado a la Sagrada Liturgia en el que, además de Mons. González Montes, obispo de Almería, han intervenido los profesores D. Manuel Amezcua Morillas, Canónigo archivero de la catedral de Guadix; D. Ángel Gómez Guillén, canónigo de la catedral de Sevilla; el P. Canals Casas, misionero claretiano; y D. José Diéguez Dieppa, Deán y Delegado de Liturgia de Tui-Vigo.

La VIª Jornada de Formación Permanente, que como es habitual comenzó a las 11,00 horas y terminó con la comida fraterna del mediodía, contó con la presencia del Rvdo. D. Antonio Alcalde Fernández, granadino (nacido en La Zubia) organista que fue de su catedral metropolitana. El profesor y párroco planteó la sesión en dos bloques temáticos bajo el epígrafe general de «El canto litúrgico en la parroquia: tradición e innovación».

La primera sesión dedicada a la fundamentación teológica del canto enmarcado en el gran reto de dignificar el conjunto del culto cristiano. Puede servir de síntesis de la primera ponencia el texto que ofrecemos a continuación: «Los cristianos no nos reunimos los domingos en asamblea litúrgica para cantar, sino para celebrar y cantar la Eucaristía. Tenemos que cantar la Misa y no cantar en la Misa o durante la Misa. Porque no se trata de hacerla más amena, llevadera o divertida, sino de llegar a celebrar la “Liturgia con cantos”. Si es verdad que en estos años de reforma se ha destacado mucho la celebración "con cantos" (cantos de entrada, de ofertorio, de comunión...), se han descuidado un tanto, sin embargo, los “cantos de la celebración” (aclamaciones, diálogos, oraciones, prefacio, plegaria eucarística...). Se trata, pues, de una estupenda oportunidad para la reflexión de los pastores para celebrar y cantar la Misa con sentido». La primera ponencia acabo con un consejo pastoral inspirado en la mente de la Iglesia, especialmente a partir del II Concilio del Vaticano: «en la asamblea litúrgica nadie debe quedarse sin cantar; abstenerse del canto equivale a marginarse de la asamblea y romper la unidad de la misma».

La ponencia de la segunda sesión tuvo un marcado carácter pastoral donde el ponente trató con precisión sobre los criterios de selección de los cantos litúrgicos y sobre los diversos servicios musicales en la asamblea, con especial detenimiento en la formación musical y litúrgica de los coros parroquiales. Antes de dar paso a un animado diálogo con el ponente éste acabo sus intervenciones proponiendo nueve pistas para mejorar el canto litúrgico.

Una vida dedicada a la Música litúrgica

Trasladado a Madrid desde su Granada de nacimiento realiza la diplomatura superior en Liturgia en la universidad eclesiástica de San Dámaso, centro dependiente de la Universidad Pontificia de Salamanca. Se gradúa en Lingüística por la Universidad Complutense de Madrid, especializándose en Literatura contemporánea y Gramática Generativa. Durante varios años trabajó formando equipo con los grandes músicos y compositores Cesáreo Gabaráin y Mariano Fuertes en Apromur en la Asociación para la promoción de la música religiosa, dando cursos y talleres en numerosas ciudades de España, Hispanoamérica y Estados Unidos.

En la actualidad es párroco en la diócesis de Madrid, asesor musical de varios colegios e instituciones, hasta hace poco consultor del departamento de música de la Comisión Episcopal de Liturgia de la Conferencia Episcopal Española, profesor en la Facultad de Teología San Dámaso (Madrid) en el bienio de licenciatura y al tiempo profesor de música sagrada en la Escuela de Agentes de pastoral de la diócesis madrileña. Ha pronunciado conferencias y publicado numerosos artículos en revistas como Homilítica, Catequética, Sal Terrae, Pastoral Litúrgica, Phase, Liturgia y Canción (Norteamérica), Nova, Revista de Música Sacra (Portugal). También ha publicado varios libros entre los que destacan La Asamblea que canta y celebra (Madrid 1994), Canto y Música Litúrgica (Madrid, 1995) y Pastoral del canto litúrgico (Santander 1997).