El Obispo entrega la medalla de los mártires al Papa Francisco Destacado

El pasado día 28 de junio, después de la audiencia general de los miércoles, el Obispo de Almería se encontró con el Papa Francisco, al que había pedido saludarlo y entregarle la medalla de los Mártires del siglo XX de Almería, beatificados el pasado 25 de marzo de este año de 2017. Mons. González Montes entregó al Papa una medalla con el bajorrelieve de los Mártires, confeccionada en plata por el taller del medallista italiano Umberto Colombo, que ha trabajado un buen número de efigies correspondientes a las beatificaciones y canonizaciones de los últimos años. La medalla se inserta en un estuche en piel blanca con la incrustación en plata del escudo de armas del Papa Francisco.

El Obispo diocesano no dejó de informar al Papa del desarrollo de la beatificación y del impulso espiritual y evangelizador que ha supuesto para la Iglesia diocesana, agradeciendo al Papa el decreto de beatificación y la inscripción de los Mártires como nuevos beatos, dignos de veneración y el culto que la Iglesia tributa a los intercesores que ya viven gozosos en el Señor.

Con la medalla, el Mons. González Montes entregó al Papa, en nombre de todo el Presbiterio diocesano, actor de la causa de beatificación «Deán Benavides y 114 compañeros mártires», una modesta contribución con destino a la caridad del Santo Padre, que viene pidiendo al ayuda de todos para socorrer a los refugiados y perseguidos de la guerra del Oriente Próximo y a los inmigrantes.

El mismo miércoles por la tarde tuvo lugar el consistorio de creación de los nuevos cardenales, al cual asistió el Obispo almeriense junto a los demás obispos españoles, para acompañar al nuevo cardenal español, Mons. Juan José Omella, arzobispo de Barcelona. La Jornada se cerraba con la cena que la Delegación española, presidida por la Vicepresidenta Soraya Sáez de Santamaría, ofrecía en la Embajada española en honor del nuevo cardenal, cena a la cual estaban invitados los obispos españoles. El jueves 29 de junio la solemnidad de san Pedro y san Pablo el Papa presidía la santa Misa en la plaza de san Pedro y el Obispo de Almería tomó parte en la concelebración junto al Papa y los cardenales y obispos presentes en Roma y los llegados para el consistorio. Un viaje que acrecienta la comunión con el Santo Padre y expresión de la gratitud de la Iglesia diocesana de Almería para con el sucesor de san Pedro, quien preside en la caridad la comunión de todas las Iglesias.