El nuevo beato P. Gabriel Olivares centra las fiestas de san Antonio de la parroquia de San Agustín

La Parroquia de San Agustín de Almería vive los actos en honor al Patrón del barrio y de todo el antiguo Distrito V de la Ciudad San Antonio de Padua. Tras la ofrenda floral del viernes, el sábado 10 de junio se celebró la procesión en su honor. La Eucaristía de ese día estuvo presidida por el Provincial de los PP. Franciscanos en España, P. Juan Carlos Moya OFM, acompañado del Vicepostulador de la Orden para España P. Joaquín Zurera, como acción de gracias por la beatificación el pasado 25 de marzo del P. Gabriel Olivares, franciscano mártir residente en este Convento donde hoy se erige la Parroquia de San Agustín.

En su homilía, el P. Provincial recordó la grandeza de experimentar el amor de Dios como presencia en nuestra vida de la Santísima Trinidad, que nos lleva a vivir la vida desde este don de Dios, con la pasión y el amor del Crucificado: "vivir así la vida, es exponerse a los demás. Cristo así lo hizo y le costó la vida en la cruz. Ahí reveló el amor máximo de Dios por la humanidad. De igual modo, nuestro hermano Gabriel Olivares, quien, como religioso franciscano, no vivió para sí sino para los demás. Prueba de ello fue una vida dedicada a la Escritura para acercar a la gente a Dios, y en el momento de su muerte, manifestó la serenidad de aquellos que se saben acompañados por esa presencia amorosa que todo lo puede, todo lo disculpa, todo lo perdona [...] Damos gracias a Dios en este día de la Santísima Trinidad, por ella misma que se revela como plenitud de amor en aquellos indefensos como Fr. Gabriel Olivares que, llenos de paz y libertad, saben perdonar y entregar la vida por el mismo amor que les fue dado gratuitamente. Dios nos bendiga en este día y siempre por intercesión del beato Gabriel y de tantos hermanos y hermanas que en esta diócesis y en la Iglesia universal han dado la vida y la siguen dando por ser fieles al amor de Dios".

Al término de la Eucaristía, el P. Provincial bendijo el cuadro del nuevo Beato Mártir que se expondrá en la Parroquia para veneración de los fieles y regaló a la Parroquia las reliquias de los siete franciscanos mártires de Fuente Ovejuna (Córdoba) beatificados en octubre de 2007, y que se unen a las reliquias de San Antonio de Padua, San Francisco de Asís, Santa Clara de Asís y San Diego de Alcalá con las que ya cuenta esta feligresía.

Tras la procesión y la verbena en honor del santo, los actos concluyen el día de su festividad con la Eucaristía, el reparto de los panecillos de San Antonio y la veneración de su reliquia.