Con 25 años profesa los votos simples como Clarisa

Sor Mª Carmen de la Santa Cruz, en el convento almeriense de las Clarisas.
El pasado 12 de octubre, con motivo de la festividad de Ntra. Sra. del Pilar, María del Carmen, ahora sor Mª Carmen de la Santa Cruz, profesó los votos simples en el convento de las Clarisas, a las 18:30 horas. Esta almeriense de 25 años es la más joven del convento de clausura que la acogió hace ya más de un año, durante su etapa de postulantado y noviciado. En la primera etapa, las aspirantes a Clarisas aún  no adquieren ningún tipo de compromiso definitivo con la Santa Madre Iglesia. De hecho, viven junto a las hermanas de votos perpetuos para discernir si su vida está llamada al carisma de los fundadores de la orden: San Francisco y Santa Clara. Ambos santos cimentaron el carisma de la actual congregación en la pobreza y vivencia recta del Evangelio. Una vez que deciden seguir adelante, las aspirantes entran en la etapa del noviciado, en el que adquieren un compromiso evangélico con la comunidad y la Iglesia. Así hasta llegar a la profesión de votos simples, donde por un periodo de tres años, las novicias comienzan a vivir cotidianamente el ritmo de vida de una religiosa de clausura.

Este último paso fue al que se comprometió María del Carmen, antigua feligresa de la parroquia de Santa Teresa y miembro de la hermandad de la Virgen del Mar de Almería. La celebración de la Eucaristía fue presidida por el párroco de Oria y Chirivel, D. Miguel Esteban Jerez, en la Iglesia del convento de Santa Clara. En la actualidad, la congregación de Clarisas en Almería cuenta con once hermanas, entre los 25 y los 83 años, aunque una de ellas se encuentra en Guadix trabajando para dicha Diócesis.