Impulso a la Pastoral Juvenil en la Diócesis de Jaén tras la JMJ

Tras el gran acontecimiento de la Jornada Mundial de la Juventud en la que Dios ha tocado el corazón de muchos jóvenes de la Diócesis de Jaén, la Delegación de Juventud comienza el curso 2011-2012 con ilusión y con varias propuestas y proyectos.

Así, ha organizado el IV foro de Agentes de Pastoral Juvenil en el Seminario Diocesano. En este encuentro participaron un grupo de agentes de pastoral juvenil procedentes de toda la Diócesis, así como jóvenes interesados en serlo. La jornada comenzó con la oración.

Posteriormente, el Delegado Episcopal de Juventud, José Antonio Sánchez Ortiz, hizo una breve presentación de las propuestas post-JMJ: “desde la Delegación Episcopal de Juventud, animados por la experiencia de la JMJ y con la confianza puesta siempre en Dios, hemos programado este curso pastoral 2011-2012 con el objetivo de poder ofrecer algunas pistas para poder continuar el trabajo con jóvenes en nuestra Diócesis, a través de las parroquias. Son muchas y muy diversas las actividades programas”.

Algunas de las actividades propuestas para el presente curso pastoral son: los encuentros mensuales de oración “Adoremus”, peregrinación a la Virgen de la Cabeza, acompañamiento espiritual, sábados bíblico, campos de trabajo y campamentos juveniles, grupos “Youcat”, el musical sobre la vida de Juan Pablo II “No tengáis miedo”, la vigilia de la Inmaculada, una semana de cine espiritual, retiro cuaresmal y una  peregrinación a Tierra Santa.

Los jóvenes que participaron en el encuentro se reunieron en grupos de diálogo, para analizar las propuestas y reflexionar sobre su difusión y puesta en marcha. Finalmente hubo una puesta en común.

Por  la tarde, los jóvenes que participaron en el encuentro de pastoral juvenil se reunieron en la Catedral de Jaén para compartir los testimonios de su experiencia en la JMJ de Madrid. La Eucaristía de Acción de Gracias por la JMJ estuvo presidida por el Obispo de la Diócesis, D. Ramón del Hoyo, y concelebrada por el Delegado de Juventud, así como por un grupo de sacerdotes de la Diócesis. Durante su homilía el Obispo hizo hincapié en la maravillosa experiencia de la JMJ y la necesidad de continuar caminando tras ella: “no ha sido un verano más sino el verano de la Jornada Mundial de la Juventud, Madrid 2011. Seguro que para la mayoría de nosotros no han sido unos días pasajeros, sino que permanecen en la mente y en el corazón de quienes hemos tenido la decisión y la suerte de vivirlos. ¿Y ahora qué? Pues seguir juntos con Cristo para arraigados y edificados en Cristo, caminar firmes en la fe”.

Igualmente, recordó algunas de las palabras de Benedicto XVI durante el desarrollo de la JMJ. Finalmente, quiso apoyar y animar a la Delegación de Juventud en el desarrollo de las acciones programadas.  El Obispo entregó en la Eucaristía a los jóvenes la reliquia de Juan Pablo II, propulsor de las Jornadas Mundiales de la Juventud. Tras la ceremonia, la Cofradía del Santísimo Cristo de la Caída y Nuestra Señora de la Amargura de Úbeda, presente en el Vía Crucis de la JMJ de Madrid,  hizo entrega de un regalo al Obispo.  

Panel de Noticias