Agradecimiento del Papa al Arzobispo y la Hermandad de los Panaderos

Lo ha comunicado con una carta enviado a Mons. Asenjo Pelegrina y al Hermano Mayor de los Panaderos, Emilio Santiago.

Si recientemente informábamos de una carta que el Secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Tarsicio Bertone, había dirigido a la madre general de la Compañía de la Cruz, en la que le agradecía su contribución al Vía Crucis que se celebró en Madrid como consecuencia de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), hoy damos cuenta de sendas cartas que la Secretaría de Estado ha dirigido al Arzobispo de Sevilla, Mons. Juan José Asenjo, y al hermano mayor de la Hermandad de los Panaderos, Emilio Santiago; ambas enmarcadas en el citado evento eclesial que albergó la capital de España el pasado mes de agosto.

En la primera de ellas, se detalla que el papa Benedicto XVI corresponde a la carta remitida por Mons. Asenjo pelegrina en nombre de toda la Archidiócesis, con "un ferviente recuerdo en la oración, y pide al Señor que le conceda abundantes gracias que le fortalezcan en su ministerio eclesial y en el servicio al prójimo, a la vez que le imparte de corazón una especial Bendición Apostólica, que complacido hace extensiva a la grey que le ha sido encomendada, y en particular a los jóvenes que se preparan al sacerdocio".

Carta a la Hermandad de los Panaderos

Por su parte, el cardenal Bertone corresponde en la otra misiva al regalo que la Hermandad de los Panaderos hizo al papa durante la celebración de la JMJ. Concretamente un óleo con la imagen de la Virgen de Regla. En su carta, señala que "el Sumo Pontífice me ha encargado que le haga llegar su viva gratitud por este deferente gesto, al que gustoso corresponde suplicando al Omnipotente que derrame abundantes dones celestiales sobre todos los miembros de la Hermandad del Prendimiento (Los Panaderos), que llevando a la capital de España la venerada imagen de la Virgen Dolorosa dieron un testimonio elocuente de profunda comunión eclesial. Asimismo, el Papa alienta a los integrantes de esa querida Cofradía a que continúen fortaleciendo su fe, avivando su esperanza y enardeciendo su caridad, de modo que, como hijos ejemplares de la Iglesia, sean por doquier signos luminosos del Evangelio".

A continuación, "como prenda de copiosos favores divinos", el papa imparte "una especial Bendición Apostólica, que complacido hace extensiva a todos los devotos de Nuestra Señora de Regla".  

Panel de Noticias