La JMJ felicita a los héroes de Fukushima

Han sido los ganadores del Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, en el que la Jornada Mundial de la Juventud era una de las candidaturas finalistas.

La Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Madrid ha felicitado a la candidatura de los héroes de Fukushima, ganadores del Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2011, en el que la JMJ ha sido una de las finalistas.

Para la organización  de la JMJ los ganadores, héroes de Fukushima, son un ejemplo de lo que Benedicto XVI aseguro en Madrid,  que “nuestra sociedad, en la que demasiado a menudo se pone en duda la dignidad inestimable de la vida, de cada vida, os necesita: vosotros contribuís decididamente a edificar la civilización del amor”.

Este premio se otorga todos los años a aquellas iniciativas “cuya labor haya contribuido de forma ejemplar y relevante al entendimiento y a la convivencia en paz entre los hombres”. La candidatura de la JMJ recibió más de 10.000 adhesiones apenas una semana después de que se hiciera pública su nominación. 

César Franco, coordinador general de la JMJ y obispo auxiliar de Madrid ha manifestado que "estamos conmovidos por la aceptación que ha tenido la candidatura de la Jornada Mundial de la Juventud a estos Premios, cuyos galardonados han dado un ejemplo de entrega y generosidad a los demás". 

Monseñor Franco también ha asegurado que “haber sido propuesto para un galardón que ejemplifica los mejores valores de la humanidad ha sido un honor; ya es un premio que se haya pensado en la JMJ de Madrid”. 

La candidatura de la Jornada Mundial de la Juventud, que se celebra desde hace mas de 25 años, reconoce los valores manifestados en las calles de Madrid durante la tercera semana de agosto de 2011, en la que cientos de miles de jóvenes de 193 países dieron un ejemplo de solidaridad, generosidad y alegría. 

La JMJ de Madrid se ha apoyado desde hace dos años en una amplia plataforma cívica que ha hecho posible que la propia sociedad española se ha implicado en un evento de trascendencia internacional. 

También se ha demostrado la realidad de la fructífera colaboración con las administraciones públicas, las cuales han permitido el éxito de esta convocatoria sin dedicar fondos públicos para la celebración del evento. El propio Benedicto XVI reconoció y agradeció durante su estancia en la capital española esta labor: “No solo es posible la colaboración entre la Iglesia y las instituciones civiles, sino que, cuando se orientan al servicio de una iniciativa de tan largo alcance, como es la que nos ocupa, se hace verdad el principio de que el bien integra a todos en la unidad”. 

La Jornada Mundial de la Juventud seguirá promoviendo entre los jóvenes de todo el mundo estos valores, esta vez en 2013 y desde Río de Janeiro, sede de la próxima convocatoria de este evento internacional.

Panel de Noticias