La Diócesis de San Cristóbal de La Laguna (también conocida como Diócesis Nivariense o Diócesis de Tenerife) tiene su sede en San Cristóbal de La Laguna y comprende las islas de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro, en la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Su patrona es la Virgen de la Candelaria, siendo también la Patrona General del Archipiélago Canario y su Copatrona es la Virgen de los Remedios. Tanto esta Diócesis de Tenerife como la Diócesis de Canarias celebran por igual cada 2 de febrero la Fiesta de la Candelaria (Patrona de Canarias).

La creación de la Diócesis de San Cristóbal de la Laguna y su segregación de la de Canarias se llevó a cabo el 1 de febrero de 1819 por el Papa Pío VII, pero no comenzó de manera efectiva hasta el mes de ciciembre, una vez que el Rey D. Fernando VII autorizara la dotación económica para su sostenimiento, y el Obispo Linares publicara el Decreto de segregación, el 21 de diciembre de 1819.

No se nombra obispo hasta septiembre de 1824, y éste llega a la Diócesis en junio del año siguiente. Su gobierno estuvo marcado por los efectos de la Desamortización. La estabilidad de la Diócesis fue muy precaria, máxime a partir del Concordato de 1851 en que se suprime la dotación para el Obispado de Tenerife.

La Diócesis sigue gobernada por Vicarios Capitulares y Obispos Administradores Apostólicos hasta 1877, en que, con la llegada del Mons. Ildefonso Infante y Macías, se consolida la Sede de La Laguna, pudiéndose afirmar que es el inicio real de la Diócesis. En 180 años de existencia, ha estado en Sede Vacante 41.

Mons. Infante es nombrado por el Papa Pío IX como Obispo de Tenerife, el 20 de marzo de 1877 tomando posesión el 6 de julio de 1877. El 15 del mismo mes llegó a Tenerife, comenzando en el mes de agosto su primera visita pastoral. El 21 de septiembre de 1877 creó el Seminario que inició sus tareas de formación de los primeros 54 seminaristas en el antiguo Convento de Dominicos. Ordenó 17 sacerdotes diocesanos. En 1882, al hallarse muy quebrantada su salud, se traslada a la península, presentando la renuncia, que le fue aceptada el 25 de abril.

Continúa con los años la consolidación de la Diócesis. Será el obispo Luis Franco Cascón quien comience los trabajos del nuevo seminario y participara en el Concilio Vaticano II. En su Pontificado se llevó a cabo la Beatificación del Hermano Pedro y José de Anchieta, el 22 de Junio de 1980.

Mons. Damián Iguacén Borau tomó posesión de la Diócesis el 22 de agosto de 1984. Bajo el lema «El último de todos y el servidor de todos», promovió la construcción de la Casa de Acogida, en El Sauzal, el Hogar Santa Rita, en el Puerto de la Cruz, e inició las obras de la Casa Sacerdotal, en La Laguna. También puso en marcha el «Proyecto Hombre». Al cumplir la edad señalada por la Iglesia, el 12 de Junio de 1991 se le acepta la renuncia y se le nombra Administrador Apostólico, cesando el 24 de Julio de 1991 al tomar posesión el nuevo Obispo, D. Felipe Fernández García. Entre las importantes e innumerables actividades pastorales de Mons. Fernández a lo largo de los años de pontificado, se destaca principalmente la convocatoria y realización del Primer Sínodo de la Diócesis Nivariense.

Y el 4 de septiembre de 2005 en la Catedral de La laguna recibe la ordenación episcopal D. Bernardo Álvarez Afonso, el actual Obispo de la Diócesis.

Panel de Noticias

Noticias relacionadas