Unidos para que el mundo crea

Carta semanal del Obispo de Córdoba, Mons. Demetrio Fernández González

La Peregrinación de Jóvenes de Córdoba a Guadalupe ha dado frutos abundantes de fe, de esperanza y caridad en miles de jóvenes, muchos de ellos hoy adultos, a lo largo de estas dos décadas. Este año celebramos la 21ª edición y esperamos frutos abundantes de la misma. Bienvenido seas, querido joven a este encuentro eclesial.

Este año tomamos el lema del próximo Encuentro Diocesano de Laicos: “Unidos para que el mundo crea”. Son palabra de Jesús en su oración de despedida: “Que todos sean uno, como tú Padre y yo somos uno, para que el mundo crea” (Jn 17,21). La unidad en la comunión eclesial es un signo elocuente de la presencia de Cristo en medio de nosotros: Donde hay caridad y amor, allí está el Señor, y por el contrario, donde hay odio y división, allí está el Maligno enredando. Por eso, la unidad es una de las notas esenciales de la Iglesia y es una condición que hace a la Iglesia creíble en su mensaje, para que el mundo crea.

Nos preparamos a lo largo de este curso para el Encuentro Diocesano de Laicos a celebrar el 7 de octubre de 2017. Será un encuentro festivo para dar gracias a Dios y vivir el gozo de ser cristianos y de vivir el Evangelio, será un encuentro de los fieles laicos de toda la diócesis de Córdoba, procedentes de las parroquias, las cofradías, las asociaciones y los grupos de fieles que viven alguno de los carismas de los religiosos. Somos muchísimos, porque la diócesis de Córdoba es una diócesis viva, donde hay fieles cristianos adultos y jóvenes, niños y ancianos. Todos estamos invitados a preparar este gran encuentro, para afrontar hoy los retos de una sociedad en la que estamos inmersos y de una historia en la que queremos ser protagonistas: la familia y la vida, la educación y la cultura, el trato con los pobres y los pecadores lleno de misericordia. Son algunos de los retos del presente.

“No dejéis que otros construyan la historia por vosotros, sed protagonistas de un mundo nuevo”, recordaba el Papa Francisco a los jóvenes en la Vigilia de la JMJ de Cracovia hace tres meses. “La felicidad no está en la comodidad, en ser jóvenes de sofá”. La Peregrinación de Jóvenes a Guadalupe 2016 quiere hacerte salir de ti mismo para hacerte misionero, testigo de ese Jesucristo, con quien ya te has encontrado en tu vida.

Queridos jóvenes, mirad el futuro con esperanza. No estás solo, no estás sola. Contigo hay toda una generación de jóvenes que van descubriendo a Jesucristo y que tienen a María como madre. Toda una generación de jóvenes que no pasa indiferente ante el sufrimiento de tanta gente de su entorno, y por eso quiere construir un mundo nuevo. Vamos juntos en esta Peregrinación, sal de ti mismo, tiende tu mano a quien va a tu lado, acude con tus interrogantes a algún sacerdote. Que estos días sirvan para aclararte y dar un paso al frente como cristiano en el mundo en que vives.

La Virgen Madre nos acompaña, nos dará fuerza para el camino. Ella nos espera. Limpia tu corazón para poder abrazarla con toda tu pureza, para eso está el sacramento de la penitencia. Recibe a Jesús en la Eucaristía, como lo recibiste en tu primera comunión, y El será tu fortaleza.

¡Vamos a Guadalupe! Será una experiencia nueva y gozosa para ti y para todos los que vamos.

Recibe mi saludo lleno de afecto y mi bendición:

+ Demetrio Fernández González
Obispo de Córdoba