Asidonia-Jerez Oficina de Información de los Obispos del Sur de España http://odisur.es Sun, 17 Dec 2017 06:15:53 +0000 Joomla! 1.5 - Open Source Content Management es-es Llamados a construir la Familia de Dios http://odisur.es/diocesis/asidonia-jerez/documentos/item/41278-llamados-a-construir-la-familia-de-dios.html http://odisur.es/diocesis/asidonia-jerez/documentos/item/41278-llamados-a-construir-la-familia-de-dios.html Llamados a construir la Familia de Dios

Carta del Obispo con motivo de la celebración del Día de la Iglesia Diocesana en el 2017.

Queridos hermanos en el Señor,

“Somos una gran familia contigo” nos dice el lema de la Iglesia Diocesana. Somos la Familia de Dios, hijos de un mismo Padre, hermanos todos en Jesucristo, y todos animados por un mismo Espíritu. Decirnos hermanos es darnos mutuamente el mayor título de gloria. Para algunos, la Iglesia es una asociación, una organización, una institución. Tendrá, si queremos, esos elementos accesorios. Pero la Iglesia es, ante todo y sobre todo, la Familia y el Pueblo de Dios. Y somos una gran familia que tuvo su origen en la Cruz, en el costado traspasado de Jesús, del que fluye sangre y agua, símbolos de la Eucaristía y del Bautismo. Allí Jesús nos hizo hermanos suyos, nos dio a su Madre y nos hizo a todos hijos adoptivos de Dios.

La Iglesia, por tanto, nace de la voluntad de Dios de llamar a todos los hombres a la comunión con Él, a su amistad y a la participación a la misma mesa, en la que les distribuye un Pan, que es el Pan de Vida y el Vino más generoso, que es la Sangre de su mismo Hijo, dado como prenda de salvación eterna. Y es la participación en la mesa eucarística la que nos llama a vivir nuestra fe juntos, como una familia, en la que se ama y se es amado, ya que todos somos llamados a participar por la acción del Espíritu Santo, en su misma vida divina.

Y es la participación en la vida divina la que nos convierte en portadores de Dios, mensajeros de paz y de alegría; llamados a llevar con Jesucristo a todos los hombres la salvación que esperan para poder así formar parte de esta familia de Dios a la que todos están invitados, pues es voluntad del Padre Dios la salvación de todos los hombres.

Y para construir y vivir la familia de Dios viene este día de la Iglesia Diocesana en el que ponemos de manifiesto la vivencia de fe de los cristianos que caminamos en esta Diócesis de Asidonia-Jerez, preocupados en la edificación de la casa en la que se viva el servicio a Dios y a los hombres.

Como buenos hijos de María, Madre de la Iglesia, se nos invita a abrir el corazón a Jesús para hacer crecer en nuestra vida el amor, la verdad y sobre todo el servicio a los más necesitados. Se nos invita a vivir la experiencia de pertenecer a esta familia aportando nuestra oración, trabajo y dedicación en las distintas tareas parroquiales o institucionales, así como prestando nuestra ayuda económica para el sostenimiento de los sacerdotes, de la evangelización, de la catequesis, de las actividades pastorales, de la construcción y restauración de templos y de la atención a los más pobres y necesitados.
Con esta carta os animo vivamente a que colaboréis para que nuestra Iglesia de Asidonia-Jerez pueda ser esa gran familia que tiene las puertas abiertas para acoger a todos y cumplir fielmente su misión de hacer presente el amor de Dios a todos los hombres.

Como obispo os agradezco de corazón vuestra entrega personal y vuestra generosa colaboración económica.

+ José Mazuelos Pérez
Obispo de Asidonia-Jerez

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Asidonia-Jerez Mon, 13 Nov 2017 11:55:45 +0000
«Sé valiente, la misión te espera» http://odisur.es/diocesis/asidonia-jerez/documentos/item/40707-sé-valiente-la-misión-te-espera.html http://odisur.es/diocesis/asidonia-jerez/documentos/item/40707-sé-valiente-la-misión-te-espera.html

A los presbíteros, diáconos, religiosos, religiosas, seminaristas y a todos los fieles de la Diócesis de Asidonia-Jerez

El próximo domingo 22 de octubre celebraremos la Jornada Mundial de las Misiones (DOMUND), es el día en que la Iglesia recuerda y celebra la universalidad de su misión: predicar el Evangelio al mundo entero. Para ello, en estos nuevos tiempos la Iglesia nos pide valentía.

El Papa Francisco invita a tener el valor de retomar la audacia del Evangelio. Coraje y valentía para salir de nosotros mismos y a ser testigos del amor de Dios ente los hombres. Esa valentía no viene de nosotros, viene del Espíritu Santo que nos transforma, como vemos en los Hechos de los Apóstoles 4, 31 cuando afirma que: «al terminar la oración, tembló el lugar donde estaban reunidos; los llenó a todos el Espíritu Santo, y predicaban con valentía la palabra de Dios».

Hoy necesitamos en la Iglesia un nuevo Pentecostés para que los cristianos nos llenemos de entusiasmo por Cristo y podamos llevarlo a todos los que aún no lo conocen. Por eso os invito a todos a participar de esta gran empresa llevando la alegría del Evangelio cada uno en su ámbito y colaborando con los misiones con vuestra oración y ayuda económica.

Un abrazo afectuoso en María Nuestra Madre,

+ José Mazuelos Pérez
Obispo de Asidonia-Jerez

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Asidonia-Jerez Fri, 13 Oct 2017 10:24:13 +0000
«El mundo no necesita más comida; necesita más gente comprometida» http://odisur.es/diocesis/asidonia-jerez/documentos/item/36701-el-mundo-no-necesita-más-comida-necesita-más-gente-comprometida.html http://odisur.es/diocesis/asidonia-jerez/documentos/item/36701-el-mundo-no-necesita-más-comida-necesita-más-gente-comprometida.html

Carta del obispo de Asidonia-Jérez, Mons. José Mazuelos, con motivo de la campaña de Manos Unidas

A los sacerdotes, diáconos, religiosos, religiosas, seminaristas y a todos los fieles,

Damos inicio al segundo año de un trienio dedicado a la lucha contra el hambre y a reforzar el derecho a la alimentación de los más vulnerables del planeta. Durante este año, llevaremos a cabo la Campaña LVIII bajo el lema «EL MUNDO NO NECESITA MÁS COMIDA; NECESITA MÁS GENTE COMPROMETIDA.»


En el mundo tenemos suficiente comida para todos. El hambre no es fruto de falta de alimentos sino del mal uso de los recursos, de los modelos económicos basados en el mayor beneficio y un estilo de vida cimentado en el consumo. Es esto lo que señalaba Francisco en su carta dirigida al presidente de la FAO donde afirmaba: «El reto del hambre y de la malnutrición no tiene sólo una dimensión económica o científica, que se refiere a los aspectos cuantitativos y cualitativos de la cadena alimentaria, sino también y sobre todo una dimensión ética y antropológica

Ante esta realidad y teniendo presente la afirmación del Papa es necesario “plantarle cara al hambre” uniéndonos para derribar las barreras del individualismo y despertando la responsabilidad con los más desfavorecidos. Debemos superar las visiones egoístas y liberarnos de la esclavitud de la ganancia a toda costa, haciendo crecer la solidaridad que, con palabras de Francisco, no se reduce a las diversas formas de asistencia, sino que se esfuerza por asegurar que un número cada vez mayor de personas puedan ser económicamente independientes
En este año que comenzamos tenemos que trabajar con Manos Unida para que nuestra sociedad en vez de considerar los alimentos como negocio los ponga al servicio del bien común, comprometiéndose con una agricultura sostenible y con un aprovechamiento integral de la producción, evitando la pérdida y desperdicio de alimentos. Es necesario, como cristianos y desde la Doctrina Social de la Iglesia, unir esfuerzos para alcanzar un desarrollo humano integral.

Ante este reto, quiero invitar a todas las parroquias, movimientos, asociaciones, hermandades y comunidades cristianas de nuestra Diócesis a participar en esta campaña que celebra Manos Unidas. Os animo a uniros al gesto significativo del «Día del Ayuno Voluntario» que se celebrará el viernes 10 de febrero, y a ofrecer una generosa aportación económica tanto en las colectas de las Misas del próximo domingo 12 de febrero, como en las mesas petitorias en las calles de la ciudad.

Por último, deseo enviar un mensaje de felicitación y estímulo a los numerosos asociados y colaboradores que, inspirados por su conciencia cristiana, están comprometidos con Manos Unidas.

Con mi cordial saludo y bendición,

+ José Mazuelos Pérez
Obispo de Asidonia-Jerez

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Asidonia-Jerez Fri, 10 Feb 2017 06:52:03 +0000
Jornada de la Infancia Misionera http://odisur.es/diocesis/asidonia-jerez/documentos/item/36256-jornada-de-la-infancia-misionera.html http://odisur.es/diocesis/asidonia-jerez/documentos/item/36256-jornada-de-la-infancia-misionera.html

Carta del obispo de Asidonia-Jeréz, Mons. José Mazuelos

A los sacerdotes, diáconos, seminaristas, religiosos/as, y a todos los fieles,

El próximo domingo 22 de enero la Iglesia dedica la jornada a la «Obra Pontificia de Infancia Misionera», de esta manera invita a los fieles a volver la mirada en los más pequeños y celebrar con ellos una jornada misionera. Apenas cerrado el tiempo de Navidad, en el que hemos contemplado a Dios hecho niño, se enciende una nueva luz que ilumina la expresión de estos pequeños: ahora es en sus caras donde seguimos contemplando el rostro de Dios.

Con el lema « ¡SÍGUEME!» quiere subrayar que ahora Jesús también llama a los niños para seguirle en su vida. Jesús sigue llamando a los niños para hacerlos partícipes del amor de Dios e invitarlos a participar de su ser misionero.

Es preciso asomarse al Evangelio donde descubrimos la importancia de los niños para Jesús: «Entonces le presentaron unos niños a Jesús para que les impusiera las manos y orase, pero los discípulos los regañaban. Jesús dijo: «Dejadlos, no impidáis a los niños acercarse a mí; de los que son como ellos es el reino de los cielos». Les impuso las manos y se marchó de allí.» (Mt 19,13-15)
Es este mandato del Señor el que nos obliga a todos a participar en esta Jornada de la Infancia Misionera para crear espacios donde todos los niños tengan un encuentro con Jesús y para fomentar una cultura en la que los niños sean dignos de respeto, protección y atención personal.

Os invito a pequeños y mayores a colaborar en esta gran tarea de compartir con otros niños, mediante la oración, la ayuda económica y la participación en las distintas actividades la alegría de ser misioneros de Jesús que actúan en la primera línea de la misión. A María Santísima Reina de las misiones, os encomiendo a vosotros, a vuestros familiares y a las comunidades cristianas a las que pertenecéis, para que a todos os mantenga alegres con la misión y entusiasmados con la tarea.

Que Dios os bendiga.

+ José Mazuelos Pérez
Obispo de Asidonia-Jerez

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Asidonia-Jerez Tue, 17 Jan 2017 09:57:54 +0000
"Somos una gran familia CONTIGO" http://odisur.es/diocesis/asidonia-jerez/documentos/item/35177-somos-una-gran-familia-contigo.html http://odisur.es/diocesis/asidonia-jerez/documentos/item/35177-somos-una-gran-familia-contigo.html

Carta del Obispo de Asidonia-Jérez con motivo de la celebración del Día de la Iglesia diocesana

Queridos hermanos en el Señor,

“SOMOS UNA GRAN FAMILIA CONTIGO” es el lema elegido este año para celebrar el día de la Iglesia diocesana, el próximo 13 de Noviembre.

La Iglesia nace del gesto supremo de amor en la Cruz, del costado traspasado de Jesús, del que fluye sangre y agua, símbolos de los sacramentos de la Eucaristía y del Bautismo. Y a través de la Iglesia todos los hombres son llamados a la comunión con Dios, a su amistad, es más, a participar como sus hijos en su misma vida divina.

Dios invita a las personas de todos los tiempos a salir del individualismo, de la tendencia a encerrarse en sí mismos y la llama a ser parte de su familia. En la Iglesia, Dios nos llama a vivir nuestra fe como una familia, en la que la savia vital sea el amor a Dios y a los demás. Una familia en la que se ama y se es amado.

Y para construir y vivir la familia de Dios viene este día de la Iglesia Diocesana en el que ponemos de manifiesto la vivencia de fe de los cristianos que caminamos en esta Diócesis de Asidonia-Jerez, preocupados en la edificación de la casa en la que se viva el servicio a Dios y a los hombres.

Al mismo tiempo este día nos ayuda a tener presente la pertenencia al Cuerpo de Cristo en el que todos los miembros son necesarios para hacer presente el amor de Dios a la humanidad, y nos invita a vivir la experiencia de pertenecer a dicho cuerpo aportando nuestra oración, trabajo y dedicación en las distintas tareas parroquiales o institucionales, así como prestando nuestra ayuda económica para el sostenimiento de los sacerdotes, de la evangelización, de la catequesis, de las actividades pastorales, de la construcción y restauración de templos y de la atención a los más pobres y necesitados.

En definitiva el día de la Iglesia Diocesana es una invitación a todos para que nuestras comunidades parroquiales sean cada vez más verdaderas familias que viven y traen el calor de Dios.

Con esta carta os animo vivamente a que colaboréis para que nuestra Iglesia de Asidonia-Jerez pueda cumplir fielmente su misión de hacer presente el amor de Dios a todos los hombres.

Como obispo os agradezco de corazón vuestra entrega personal y vuestra generosa colaboración económica.

+José Mazuelos Pérez
Obispo de Asidonia-Jerez

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Asidonia-Jerez Wed, 09 Nov 2016 09:00:49 +0000
«Sal de tu tierra» http://odisur.es/diocesis/asidonia-jerez/documentos/item/34703-sal-de-tu-tierra.html http://odisur.es/diocesis/asidonia-jerez/documentos/item/34703-sal-de-tu-tierra.html

Carta del Obispo de Asidonia-Jeréz, Mons. José Mazuelos, a los presbíteros, diáconos, religiosos, religiosas, seminaristas y a todos los fieles de la Diócesis de Asidonia-Jerez

El próximo domingo 23 de octubre celebraremos la Jornada Mundial de las Misiones (DOMUND), es el día en que la Iglesia recuerda y celebra la universalidad de su misión. Por eso debemos fijarnos atentamente en el lema propuesto este año: «SAL DE TU TIERRA»

“Sal de tu tierra es la invitación que no se cansa de hacer el papa Francisco. De hecho la misionariedad constituye uno de los elementos fundamentales de su eclesiología, con la cual él quiere mostrar al mundo una Iglesia no autorreferencial, descentrada de sí misma, una Iglesia en misión evangelizadora, una Iglesia que rompe sus fronteras, amplía los límites personales y geográficos de la fe y se orienta hacia el mundo entero y hacia sus múltiples periferias para anunciar la alegría del encuentro con Cristo mediante el Evangelio.

Al mismo tiempo el misionero es llamado a salir de su tierra que evoca el origen del que parte. Salir de la tierra no es más la invitación que, como cristianos, tenemos de salir de nosotros mismos, de nuestras fronteras y de la propia comodidad, para, como discípulos misioneros, poner al servicio de los demás los propios talentos y nuestra creatividad, sabiduría y experiencia. Es una salida que encuentra su razón de ser en la certeza de que en este mundo hay muchas personas "cansadas y agotadas" que "esperan a la Iglesia, ¡nos esperan a nosotros" para que recibir la experiencia de la fe, el amor de Dios, el encuentro con Jesús.

En definitiva, en el día del Domund nada mejor que tener presente las palabras del Papa Francisco que afirma “La Iglesia está llamada a salir de sí misma e ir hacia las periferias, no solo las geográficas, sino también las periferias existenciales: las del misterio del pecado, las del dolor, las de la injusticia, las de la ignorancia y prescindencia religiosa, las del pensamiento, las de toda miseria. Cuando la Iglesia no sale de sí misma para evangelizar deviene autorreferencial y entonces se enferma (cfr. La mujer encorvada sobre sí misma del Evangelio). La Iglesia autorreferencial pretende a Jesucristo dentro de sí y no lo deja salir.

Os invito a todos a celebrar la Jornada Mundial de las Misiones en comunión con toda la Iglesia, para vivir la dimensión universal de la fe y el compromiso de la caridad con los más pobres. Participando en las actividades organizadas con motivo de la celebración del DOMUND, viviendo un signo de comunión con vuestra ayuda económica, y orando insistentemente por aquellos misioneros, especialmente los de nuestra Diócesis de Asidonia-Jerez, que siguiendo las palabras de Cristo han abandonado todo y lo han seguido a anunciar el Evangelio por todo el mundo y ser Misioneros de la Misericordia.

Un abrazo afectuoso en María Nuestra Madre,

+ José Mazuelos Pérez
Obispo de Asidonia-Jerez

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Asidonia-Jerez Mon, 17 Oct 2016 10:39:04 +0000
La belleza del Triduo Pascual http://odisur.es/diocesis/asidonia-jerez/documentos/item/31859-la-belleza-del-triduo-pascual.html http://odisur.es/diocesis/asidonia-jerez/documentos/item/31859-la-belleza-del-triduo-pascual.html La belleza del Triduo Pascual

Escrito de Mons. José Mazuelos, obispo de Asidonia-Jerez ante los días del Triduo Pascual.

LA BELLEZA DEL TRIDUO PASCUAL

Por fin llega "la hora" tan esperada, la hora en la que se consuma lo que la humanidad había estado esperando por siglos, por fin se llega a su plenitud nuestra salvación. En estos días del Triduo Pascual, vamos a acompañar a nuestro Señor hasta la cima del monte Calvario, para situarnos allí con María y poder así recibir en este año Santo de la Misericordia la medicina sanadora desprendida desde el costado de Cristo.

Si hacemos un poco de memoria, vemos que para llegar hasta el Gólgota hemos recorrido un camino largo y escabroso. Con la Iglesia, nuestra Madre, hemos subido piadosamente la cuesta empinada de la Santa Cuaresma, desde los doscientos metros bajo el nivel del mar de Galilea hasta los setecientos sesenta metros de altura que tiene Jerusalén, hemos escalado cada día estimulados por la oración, el ayuno y las limosnas para poder llegar con el Señor a la Ciudad Santa. En este camino Jesús nos ha anunciado repetidas veces su pasión, hablaba de juicio, de sufrimiento, de cruz y de resurrección.

El Domingo de Ramos, llegamos a Jerusalén, cuando estábamos cerca y vislumbrábamos a lo lejos la ciudad, nos llenamos de una alegría incontenible al sentir que se cumplía lo que anunciaron los profetas: el Mesías entra en la Ciudad Santa. Con sencillez, sin pompas, sin poder, entra el Rey de los judíos montado en un burro, tal y como anunciaron el profeta Zacarías, que decía: "mira a tu rey, que viene hacia ti humilde, montado en un asno". Es el rey que rompe los arcos de la guerra, el rey de la paz y de la sencillez, el rey que va a cambiar el mundo utilizando únicamente el arma poderosa del amor. Su cortejo es de gente sencilla, personas que están profundamente agradecidas al Señor: mujeres, ancianos, enfermos, niños... En este cortejo también estábamos nosotros cuando el pasado domingo cantábamos con ramos de olivo: "hosanna, bendito el que viene en nombre del Señor".

En estos días previos a la Pascua hemos podido palpar la tensión que se vive en el ambiente. Las autoridades judías están deseando atrapar a Jesús, hay enfrentamientos continuos entre el Señor y los letrados y fariseos. Cristo sabe que le queda poco tiempo, se acerca su hora, y antes de pasar al Padre quiere dejarnos su testamento en la Cena del Jueves santo. Las palabras que Jesús pronuncia y los signos que realiza en aquella noche quedarán gravados en la mente de sus discípulos para siempre: con el lavatorio de pies el Señor nos enseñará que amar es servir y hará visible el mandamiento nuevo de amarnos los unos a los otros como Él nos ha amado; con el pan y el vino nos dirá la manera en que se quedará con nosotros hasta el fin de los tiempos; y con el mandato de "haced esto en memoria mía", instituirá el nuevo y definitivo sacerdocio.

El Jueves Santo por la noche estaremos velando con Pedro, Santiago y Juan junto al Maestro, que desde Getsemaní nos pide que lo acompañemos en su profunda tristeza. Cuando Judas entregue a Jesús, lo seguiremos en su terrible pasión. Lloraremos ante tanta crueldad, tantas humillaciones, tanta soledad y tanta negritud. Entraremos en el misterio profundo de la Cruz donde se nos muestra que el momento de mayor amargura es también en el que se manifiesta su amor por nosotros de un modo heroico y divino. La liturgia del Viernes Santo se centrará en la adoración de la Cruz, en la que se esconde la maravillosa sabiduría de Dios.

Por fin, el Sábado Santo, cuando anochezca acompañaremos a las mujeres al sepulcro de Jesús y sentiremos una enorme alegría al comprobar que Cristo ha resucitado, Él ha vencido a la muerte, el Amor tiene la última palabra y vive para siempre. En la liturgia del Sábado Santo encenderemos el cirio pascual para significar que Cristo es la luz del mundo, miraremos hacía atrás y veremos en las Sagradas Escrituras como Dios había ido llevando toda la creación hasta el momento culminante de la resurrección gloriosa, renovaremos la promesas de nuestro bautismo y recibiremos llenos de alegría a Cristo eucaristía que, desde su dimensión gloriosa, se queda con nosotros hasta el final de los tiempos.

Vivamos, a través de la celebración litúrgica del Triduo Santo, junto a María nuestra participación en el Misterio Pascual y llevemos allí los dolores y alegrías de nuestra vida, de la Iglesia y del mundo; renovemos nuestros compromisos bautismales, y compartamos la victoria de Cristo Resucitado en la Eucaristía.

Preparémonos para escuchar la Buena Noticia que resonará como himno de victoria: ¡Cristo ha resucitado¡ La muerte y el mal no tienen la última palabra, sino la Verdad y el Bien, Dios mismo. Dispongámonos a entrar en este tiempo de alegría y de fiesta.

Pidámosle a la Santísima Virgen María, nuestra Madre, la primera, según piadosa tradición, en ver a su Hijo resucitado, que por su poderosa intercesión nos conceda la gracia de experimentar en la propia vida la resurrección gloriosa de Cristo, que es también la nuestra. ¡Feliz Pascua de Resurrección!

+ José Mazuelos Pérez

Obispo Asidonia-Jerez

]]>
no-autor@odisur.es (Delegado Odisur) Asidonia-Jerez Thu, 24 Mar 2016 10:44:04 +0000
"Plántale cara al hambre: Siembra" http://odisur.es/diocesis/asidonia-jerez/documentos/item/31172-plántale-cara-al-hambre-siembra.html http://odisur.es/diocesis/asidonia-jerez/documentos/item/31172-plántale-cara-al-hambre-siembra.html

Carta Pastoral del Obispo de Asidonia-Jerez en la Campaña de Manos Unidas.

A los sacerdotes, diáconos, religiosos, religiosas, seminaristas y a todos los fieles,

Durante este año, llevaremos a cabo la Campaña LVII bajo el lema «PLÁNTALE CARA AL HAMBRE: SIEMBRA» Esta nueva campaña marca el inicio de un Trienio de lucha contra el hambre (2016-2018) en los que Manos Unidas como asociación de la Iglesia Católica inspirada en el Evangelio y en la Doctrina Social de la Iglesia lucha para erradicar el hambre y la pobreza en el mundo.

Vivimos en un mundo como denuncia el Papa Francisco en «Laudato Si» en el que hay un exagerado antropocentrismo que impone una lógica de usar y tirar, que justifica todo tipo de descarte; que construye una economía basada en rédito, sin mirar a las personas, que sobrevalora las capacidades del mercado para autorregularse, y que conduce a la explotación infantil, a la trata de seres humanos, al expolio de los recursos, sin tener en cuenta su destino para todos, y al descarte de los que no interesan.

Ante esa realidad el Papa nos hace una llamada de afrontar nuestra responsabilidad en la edificación de esta "casa común". Necesitamos, como indica el Santo Padre, redescubrir el principio y sentido último de nuestro papel en la Creación: el amor de Dios, del que procede todo lo creado como un don para todos. Don del cual no podemos disponer como si fuera de nuestra propiedad absoluta.

Manos Unidas asume la llamada de Francisco para contribuir a la renovación cultural basada en una conversión ecológica integral e intenta dar respuesta a las causas y problemas que provocan el hambre en el mundo desde una triple perspectiva: el mal uso de los recursos alimentarios y energéticos; un sistema económico internacional que prima el beneficio y excluye a los débiles y unos estilos de vida y consumo que aumentan la vulnerabilidad y la exclusión.

Manos Unidas nos ofrece a todos una oportunidad para colaborar en dicha conversión ecológica mediante pequeños signos que ayuden a romper la lógica de la violencia, del aprovechamiento, y del egoísmo para abrir caminos que conduzcan al fin de la pobreza y el hambre en el mundo.

Ante este reto quiero invitar a todas las parroquias, movimientos, asociaciones, hermandades y comunidades cristianas de nuestra Diócesis a participar en esta campaña que celebra Manos Unidas. Os animo a uniros al gesto significativo del «Día del Ayuno Voluntario» que se celebrará el viernes 12 de febrero, y a ofrecer una generosa aportación económica tanto en las colectas de las Misas del próximo domingo 14 de febrero, como en las mesas petitorias en las calles de la ciudad.

Por último, deseo enviar un mensaje de felicitación y estímulo a los numerosos asociados y colaboradores que, inspirados por su conciencia cristiana, están comprometidos con Manos Unidas.

Con mi cordial saludo y bendición,

+ José Mazuelos Pérez

Obispo de Asidonia-Jerez

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Asidonia-Jerez Fri, 12 Feb 2016 14:15:05 +0000
«GRACIAS». Jornada de la Infancia Misionera http://odisur.es/diocesis/asidonia-jerez/documentos/item/30693-gracias-jornada-de-la-infancia-misionera.html http://odisur.es/diocesis/asidonia-jerez/documentos/item/30693-gracias-jornada-de-la-infancia-misionera.html

Carta del Obispo de Asidonia-Jerez, Mons. José Mazuelos Pérez.

Domingo 24 de enero de 2016

A los sacerdotes, diáconos, seminaristas, religiosos/as, y a todos los fieles,

El próximo domingo día 24 de enero la Iglesia dedica la jornada a la «Obra Pontificia de Infancia Misionera», que tiene como lema «GRACIAS».

Como afirmaba el Papa Francisco en su catequesis del 18 de Marzo de 2015, "los niños son en sí mismos una riqueza para la humanidad y también para la Iglesia, porque nos remiten constantemente a la condición necesaria para entrar en el reino de Dios: la de no considerarnos autosuficientes, sino necesitados de ayuda, amor y perdón. Y todos necesitamos ayuda, amor y perdón. Los niños nos recuerdan otra cosa hermosa, nos recuerdan que somos siempre hijos [...]. Y esto nos reconduce siempre al hecho de que la vida no nos la hemos dado nosotros mismos, sino que la hemos recibido.

Los niños –en su sencillez interior– llevan consigo, además, la capacidad de recibir y dar ternura. Ternura es tener un corazón "de carne" y no "de piedra", como dice la Biblia (cf. Ez 36,26). Los niños pueden enseñarnos de nuevo a sonreír y a llorar. Por todos estos motivos, Jesús invita a sus discípulos a "hacerse como niños", porque "de los que son como ellos es el reino de Dios" (cf. Mt 18,3; Mc 10,14) e invita a todos los niños a ser misioneros.

Y es precisamente para ayudar a los niños y a los mayores a decir ¡Gracias! para lo que viene este día de la Infancia Misionera, que es por una parte un enorme motivo de agradecimiento, por el don de la creación, el don de la vida, el don de la fe, el don de ser "pequeños misioneros" de Jesús. Y por otra sensibilizar a todos, mayores y pequeños, de que siguen existiendo niños marginados, abandonados, que viven en las calles mendigando y con todo tipo de expedientes, sin escuela, sin atenciones médicas. Sigue existiendo infancias violadas en el cuerpo y en el alma, que necesitan sentir la cercanía a través de la oración y de la ayuda económica de otros niños y niñas. Todos tenemos la necesidad de despertar en nuestra sociedad la ternura que ayude a nuestros pequeños a sonreír, bien por la alegría de ser misioneros de Jesús, o bien por la alegría de recibir la ternura de la mirada de Jesús por medio de sus misioneros.

Os invito en este Año de la Misericordia, a pequeños y mayores a colaborar en esta gran tarea de compartir con otros niños, mediante la oración, la ayuda económica y la participación en las distintas actividades la alegría de ser misioneros de Jesús que actúan en la primera línea de la misión. A María Santísima Reina de las misiones, os encomiendo a vosotros, a vuestros familiares y a las comunidades cristianas a las que pertenecéis, para que a todos os mantenga alegres con la misión y entusiasmados con la tarea.

Que Dios os bendiga.

+ José Mazuelos Pérez

Obispo de Asidonia-Jerez

]]>
no-autor@odisur.es (Gabinete Odisur) Asidonia-Jerez Tue, 19 Jan 2016 10:46:55 +0000
Día de la Iglesia Diocesana 2015 http://odisur.es/diocesis/asidonia-jerez/documentos/item/29888-día-de-la-iglesia-diocesana-2015.html http://odisur.es/diocesis/asidonia-jerez/documentos/item/29888-día-de-la-iglesia-diocesana-2015.html Día de la Iglesia Diocesana 2015

Carta Pastoral de Mons. José Mazuelos, Obispo de Asidonia-Jerez.

Queridos hermanos en el Señor,

El lema elegido para el «Día de la Iglesia Diocesana», que este año celebraremos el próximo 22 de noviembre «UNA IGLESIA Y MILES DE HISTORIAS GRACIAS A TÍ» que nos recuerda que cada parroquia hace visible y cercana la historia y la vida de multitud de personas de nuestros pueblos y de las barriadas de nuestras ciudades.

La parroquia es el camino más sencillo e inmediato de participar en la vida del Iglesia y al mismo tiempo, de la mano de los sacramentos, es el lugar donde compartimos los momentos más importantes de la vida. Es en la parroquia donde nos encontramos con el amor de Dios, con su Gracia y con su salvación. Es allí donde escuchamos proclamada la Palabra tanto en las celebraciones como en la catequesis y es en ella donde desde la caridad que nace de la fe se acoge y se ayuda a los más necesitados.

Y para ayudarnos a construir la parroquia viene este día de la Iglesia diocesana en el que somos invitados a ayudar a nuestra Iglesia mediante la oración y ofreciendo nuestro tiempo, nuestras cualidades y nuestra ayuda material para poder así construir una Iglesia viva capaz de ser portadora de la alegría del Evangelio en nuestro barrio, en nuestro pueblo, en nuestra vida cotidiana y poder llevar a todos la luz, la misericordia y la esperanza de Dios.

Con esta carta, os animo vivamente a que colaboréis para que nuestra Iglesia de Asidonia-Jerez pueda cumplir fielmente su misión de hacer presente el amor de Dios a todos los hombres. Como Obispo os agradezco de corazón vuestra entrega personal y vuestra generosa colaboración económica.

Con mi afecto y bendición,

+ José Mazuelos Pérez

Obispo de Asidonia-Jerez 

]]>
no-autor@odisur.es (Delegado Odisur) Asidonia-Jerez Sat, 21 Nov 2015 23:08:18 +0000