La Fundación Santos Mártires inaugura mejoras en sus instalaciones

El pasado 27 de enero, se inauguró un nuevo ascensor y escaleras en el Centro La Inmaculada y el Aula de Transición a la Vida Adulta de San Acisclo y Santa Victoria, además de otras renovaciones para la mejora evacuación y accesibilidad del centro.


El acto comenzó con la bendición de las instalaciones por parte del Obispo, don Demetrio Fernández. Allí estuvieron presentes los Patronos de la fundación de las Reales Escuelas Pías junto con la dirección de la Fundación Diocesana de Enseñanza Santos Mártires, el equipo directivo del Centro La Inmaculada, el AMPA y alumnos delegados, han asistido al acto de inauguración del nuevo ascensor y escaleras del colegio La Inmaculada.

En su intervención, el Obispo agradeció al Patronato que sea el sostén de estas grandes mejoras en el Colegio La Inmaculada. Por su parte, María Carbonell, directora de la Fundación Diocesana Santos Mártires, destacó que “La Fundación está embarcada en un proceso de mejora continua de las instalaciones de sus centros, haciéndolos más accesibles, cercanos e integradores. Además de las instalaciones que hoy inauguramos, en los próximos meses comenzamos un importante proyecto de ampliación y remodelación del Colegio Sansueña”.

Posteriormente, se desplazaron hasta el Colegio San Acisclo y Santa Victoria y el CEI Santa Victoria, en el barrio El Naranjo. Donde el Obispo ha inaugurado y bendecido la renovación de las instalaciones para el cumplimiento del plan de evacuación y accesibilidad del Centro, además del Aula de Transición A la Vida Adulta “Hijas de la Caridad”. Esta aula representa para el centro un nuevo espacio de aprendizaje para alumnos con discapacidad. En palabras de Lourdes Castiñeira, directora del centro: “El aula Hijas de la Caridad es un espacio donde los alumnos de Educación Especial pueden adquirir habilidades imprescindibles para su autonomía y formación futura”.

El aula da apoyo a todo el proyecto de Educación Especial de la Fundación Santos Mártires, que actualmente posee dos aulas específicas de Educación Especial en San Acisclo y Santa Victoria y La Inmaculada, además de Aulas de Apoyo a la Integración en todos sus centros excepto el Colegio La Milagrosa de Bujalance, que lleva varios años solicitando a la Delegación de Educación, pero que cuenta con la inestimable ayuda del equipo de orientación de toda la Fundación Diocesana.

La Fundación Diocesana gestiona actualmente 8 Centros Educativos: Trinidad, Trinidad Sansueña, La Inmaculada, Jesús Nazareno, San Asciclo y Santa Victoria, San Rafael del Sr. Obispo, La Milagrosa (Bujalance) y Jesús Nazareno (Aguilar). 4 centros de Educación Infantil: San José, Santa Victoria I, Jesús Salvador y Divino Maestro (Carcabuey), además del Centro de Idiomas WAYS!, la Escuela Deportiva Diocesana, la escuela de música Ángelus, el Centro de Formación para el Empleo y el Gabinete de Formación Integral IMPULSARE.

Panel de Noticias

Noticias relacionadas