Maristas: dos siglos siendo maestros de alegría Destacado

«Testigos de la esperanza y de la alegría», este es el lema de la Jornada Mundial de la Vida Consagrada que celebraremos el próximo jueves, 2 de febrero, Fiesta de la Presentación del Señor. Entre los cientos de religiosos testigos de esta esperanza y alegría que brotan del Evangelio, ponemos hoy nuestro foco en los hermanos maristas que celebran este año el 200 aniversario de su fundación por san Marcelino Champagnat.

Los maristas celebran este año el bicentenario de su fundación por san Marcelino Champagnat. El superior de la comunidad marista de Málaga, el hermano Juan Pablo Hernández, habla sobre un carisma cuyos miembros continúan dando frutos y siendo “testigos de la esperanza y la alegría”.
La familia marista de Málaga celebró en la tarde del viernes 20 de enero la Eucaristía con motivo de la conmemoración de los 200 años de la fundación del Instituto de los Hermanos Maristas.
La Misa tuvo lugar en la Basílica y Real Santuario de Santa María de la Victoria, patrona de Málaga, y fue presidida por su párroco, Alejandro Escobar. La comunidad educativa del Colegio Marista Santa María de la Victoria, así como antiguos alumnos y amigos acompañaron a los hermanos maristas abarrotando el templo.
Posteriormente, los asistentes se dirigieron al colegio, donde se descubrió una placa conmemorativa en la que la familia marista de Málaga «da gracias a Dios por todas las personas que a lo largo de estos 200 años han hecho posible el sueño de Champagnat y se compromete a continuar su labor al servicio de la evangelización de los niños y jóvenes desde sus obras educativas y sociales».
Para el superior de la comunidad de Málaga, el hermano Juan Pablo, «todos los actos que vamos realizando en torno al bicentenario van enfocados a que la gente pueda conocer cada vez mejor este regalo que Dios nos ha dado que es el carisma de san Marcelino Champagnat. Lo queremos compartir con la mayor sencillez del mundo, sabiendo que no es solo para nosotros, sino que es un don para toda la Iglesia».
Para este superior, la vida religiosa es una opción muy recomendable para los jóvenes. «Ofrecemos una
manera de ser feliz; una respuesta a muchas inquietudes que el joven puede estar sintiendo». No obstante, el carisma marista no es sólo para consagrados. «Estamos orgullosos de que cada vez haya más vocaciones maristas pero desde el laicado. Cada vez llegamos a más, se transmite de otra manera, pero se transmite más que antes que había muchos más consagrados. Eso es porque el carisma es universal y el laico está asumiendo esa función y ese papel que le corresponde».
La historia del Colegio Marista en Málaga
- En 1924 se celebró en Madrid el Congreso Pedagógico Católico. Asiste de visita al mismo el rey Alfonso XIII acompañado de la reina y de un amplio séquito en el que figuraban varios obispos. El rey se detuvo especialmente en el stand de los hermanos maristas. San Manuel González, entonces obispo de Málaga, quedó entusiasmado y solicitó al superior, hermano Nicóstrato, que fundara un Colegio Marista en Málaga. Este fue el punto de partida de la historia colegial. En los años que siguieron, miles de pequeñas historias particulares y diferentes sedes han ido configurando esta realidad.
- El día 14 de septiembre de 1924 llegan a Málaga los primeros hermanos maristas: el hermano Guzmán y el hermano Luis Onesíforo, y fundaron el primer Colegio que abrió sus puertas en Calle Santa María donde había estado el Seminario hasta entonces.
- Unos meses más tarde, tras ubicarse provisionalmente las clases en unos locales cedidos por los salesianos, el colegio abre de nuevo sus puertas en el nº 9 del Paseo de Sancha, en el edificio conocido como “Villa Tetuán”.
- En 1936, de los nueve hermanos que componían la comunidad en el inicio de la guerra, seis mueren
martirizados.
- En octubre de 1937 vuelven los hermanos maristas a Málaga refundándose el Colegio. Se alquiló el Palacio del Marqués de Valdecañas, en el nº 2 de la calle del mismo nombre, junto a la actual Plaza de San Francisco. Las instalaciones resultan insuficientes para las numerosas peticiones.
- En el curso 1948/49 el Colegio abre sus puertas en el actual emplazamiento de calle Victoria nº 108 (entonces Plaza de la Victoria nº 23). La finca del Colegio era conocida por unos como la “Academia General” y como el “Palacio de la Marquesita” por otros. Por fin se contaba con mucha más amplitud.
- El 2 de octubre de 1976 se inaugura un nuevo edificio de aulas que dan a calle Victoria (actual pabellón de Secundaria). Posteriormente desaparecerá el campo de fútbol, y en su lugar se construiría un pabellón polideportivo, inaugurado el 8 de enero de 1983.
- En 1989 el Colegio fue distinguido con el “Trofeo Joaquín Blume al mejor Colegio de España en la Promoción del Deporte”. En el curso 1992/93 se superan los 1.500 alumnos matriculados.
- En septiembre de 2008 abre sus puertas una nueva etapa educativa en el centro: Segundo ciclo de Infantil.
- Junio de 2016. La Fundación Marcelino Champagnat pone en marcha en Málaga el Proyecto Suman2+, “una fábrica de sueños”. Esta nueva Obra Social Marista es una Escuela de Segunda Oportunidad que nace con el reto de dar nuevas respuestas a los jóvenes que se encuentran en una situación de vulnerabilidad social.
Alumnos ilustres
En el colegio de los maristas han estudiado ilustres personajes de la vida social, política y cultural malagueña. Por ejemplo, tres alcaldes: (Luis Merino, Cayetano Utrera Ravassa y Francisco de la Torre); artistas como Félix Revello de Toro, Eugenio Chicano o Raúl Berzosa; o personalidades del mundo del deporte como Eduardo García (presidente Unicaja Baloncesto), Antonio Carlos Ortega (jugador y entrenador de balonmano), José Luis Pérez Canca (jugador de balonmano), José María Arrabal (ex director de marketing del Málaga cf) y Daniel Guerrero (marketing Málaga CF).
El ámbito cofrade también está lleno de antiguos alumnos de maristas. Es el caso del desaparecido Jesús Castellanos, así como Federico Fernández Basurte (ex-hermano mayor del Amor y pregonero de la Semana Santa), Francisco Javier Jurado “Coco” (próximo pregonero), Pedro Ramírez (Hermano Mayor de Estudiantes) Pedro Merino, Francisco José González, Carlos Ismael Álvarez, Jesús Saborido, etc.
Cantera vocacional
Del Colegio Marista han salido numerosas vocaciones sacerdotales. Entre ellos, sacerdotes diocesanos como José Emilio Cabra (párroco del Puerto de la Torre y director espiritual del
Seminario), Juan Carlos Millán (párroco en Ronda y Serranía), Rafael Gil (promotor de justicia del Tribunal Eclesiástico), José Diéguez (párroco del Santo Ángel). Asimismo, estudiaron allí los recordados Alfonso Fernández-Casamayor y Francisco Parrilla, ambos vicarios generales. También fueron antiguos alumnos maristas Juan Carlos Escaño, monje cisterciense en Hornachuelos (Córdoba); Eugenio Boatella, misionero de la Consolata en Oriente; y Paco Olveira sacerdote en Argentina y el P. Leandro, salesiano.
Actualmente, los capellanes del colegio son Antonio Munsuri (desde hace 25 años) y Alberto Ruiz con el apoyo de su comunidad de Oblatos de Ntra. Sra. de la Esperanza de Ciudad Jardín.

Antonio Moreno

Panel de Noticias

Noticias relacionadas