Distinción papal

A los cordobeses D. Juan Olmo Cabrera y D. josé Manel González Porras.
El sacerdote D. Juan Olmo Cabrera recibió, de manos del Obispo la Medalla Pro Ecclesia et Pontifice así como una Bendición papal especial por los servicios que, durante más de 40 años ha prestado a la Iglesia de Córdoba en su ministerio sacerdotal, y como responsable del Archivo Sacramental del Obispado de Córdoba. D. Juan José Asenjo destacó la perfección con la que D. Juan Olmo ha desempeñado sus tareas durante estos años y señaló la especial atención con la que ha cuidado sus encargos pastorales. En su agradecimiento, D. Juan Olmo recordó sus años de ministerio sacerdotal y agradeció la dedicación de sus formadores y de los Obispos con los que ha trabajado. Asimismo tuvo un especial elogio para su familia que han sido quienes, con sus oraciones, señaló, lo han mantenido fiel en su vocación. 

Por su parte, el catedrático de Derecho Civil, D. José Manuel González Porras, fue distinguido con la Cruz especial de San Gregorio Magno, con la que se convierte en Caballero comendador de dicha orden. El Obispo quiso agradecer la desinteresada ayuda del jurista en los asuntos jurídicos de la Diócesis en los que lleva colaborando desde el episcopado de Mons. Infantes Florido. D. José Manuel González Porras forma parte de la Asesoría Jurídica del Obispado desde hace 25 años.

En su agradecimiento, el abogado cordobés, señaló que, durante estos lustros ha encontrado siempre cariño y respeto por parte de los Obispos, colaboradores y trabajadores de la Curia y deseó a D. Juan José Asenjo una fructífera etapa episcopal en Sevilla.

Panel de Noticias

Noticias relacionadas