La Biblia. Traducción interconfesional

Mons. González Montes ha presentado la obra «La Biblia. Traducción interconfesional».
El 29 de octubre de 2008, a las 19 h., Monseñor Adolfo González Montes, Obispo de Almería, y D. Manuel González López Corps, profesor de la Facultad de Teología San Dámaso, presentaron La Biblia. Traducción Interconfesional, en la Biblioteca Nacional de Madrid. Una obra, cuyo prólogo ha corrido a cargo del actual Obispo de Almería.

La Biblia. Traducción Interconfesional
(BTI) es el fruto de un largo y complejo proceso de trabajo que se iniciaba en 1973, con la traducción del Nuevo Testamento, y que culmina ahora, en 2008, con la edición completa de la Biblia. Han sido más de treinta años de trabajo intenso en el que ha participado una veintena de expertos biblistas cristianos de diversas confesiones. El proyecto ha estado coordinado por un Comité de Edición integrado por miembros de la Iglesia católica y de las Iglesias protestantes.

La traducción ha sido efectuada a partir de las lenguas originales hebrea, aramea y griega. Para el Antiguo Testamento se ha tomado como referencia la edición crítica de la Biblia Hebraica Stuttgartensia y para el Nuevo Testamento, la edición crítica del The Greek New Testament. Sobre esta base textual, se ha aplicado el principio de «equivalencia dinámica», que consiste en ser fieles al contenido de los pero sin dejarse dominar por la literalidad estricta del texto fuente.

Los libros de la Biblia van precedidos por dos tipos de introducciones:

a) generales a los distintos bloques de libros;
b) especiales a todos y cada uno de los libros de la Biblia.

Las notas que acompañan al texto bíblico están distribuidas en dos grupos:

a) el de las notas tratan de iluminar los aspectos históricos, geográficos, literarios y culturales del texto, o bien ofrecer otras posibles opciones de traducción, pero sin entrar nunca en cuestiones de interpretación;
b) el apartado de referencias paralelas en el que se consignan los principales pasajes bíblicos relacionados con el texto concreto que se traduce.

Los libros «deuterocanónicos» se han dispuesto en un bloque propio entre el Antiguo y el Nuevo Testamento.

Contiene, también, un Vocabulario de términos bíblicos, una Cronología histórico-literaria, tablas de equivalencias de pesas, medidas y monedas, una reseña del calendario hebreo, mapas que orientan sobre los lugares donde tuvieron lugar los acontecimientos que se narran en la Biblia.

Panel de Noticias

Noticias relacionadas