Oratorio de San Felipe Neri

Firmado el Convenio para su restauración.
El Obispado de Cádiz  y la Junta de Andalucía firmaron el 22 de octubre el convenio para ejecutar las obras de restauración del Oratorio de San Felipe Neri, que se iniciarán en enero y durarán casi tres años. En el mismo acto, el arquitecto encargado de esta actuación, Francisco Torres, presentó el proyecto de rehabilitación del templo y el obispo diocesano, Antonio Ceballos, y el consejero andaluz de Vivienda, Juan Espadas, firmaron el convenio para la ejecución y financiación de las obras.

La restauración integral del Oratorio y del edificio anexo tendrá un coste total de 8.277.927 euros, que serán costeados por la administración autonómica a través de la Empresa Pública de Suelo de Andalucía y un plazo de ejecución de tres años, a contar desde el próximo mes de enero, cuando está previsto que se inicien las obras.

Francisco Torres explicó ayer que la rehabilitación del templo se hará en seis fases: el pabellón de la cubierta, donde se mejorará y reforzará la estructura de madera y se solucionará el problema de la estanqueidad de agua; el interior del templo, donde se va a recuperar la disposición original del presbiterio (que se introducía en la nave), se suprimirán los elementos inadecuados que se han añadido en la historia, se recuperarán los tonos originales en las paredes de las plantas altas y se dotará de las instalaciones eléctricas, audiovisuales y de iluminación necesarias. La tercera fase de intervención se centrará en la cripta, donde se restaurará la solería y las paredes además de los túmulos funerarios que se encuentran allí. En cuarto lugar, se actuará sobre las fachadas, donde se investigarán y recuperarán los tonos originales y se restituirán también los perfiles originales de la cornisa y de la espadaña. La quinta etapa será la más llamativa del proyecto, ya que consistirá en recuperar la pintura mural original, que no era celeste, sino que tenía diferentes dibujos y coloridos de notable calidad, al parecer. Por último, el proyecto de Torres contempla la restauración de todos los altares e imágenes del interior del templo.

Este proyecto, que sigue el redactado en el año 2002 por el arquitecto gaditano José Ignacio Fernández-Pujol a requerimiento del Obispado, está ya concluido y busca "desvelar y potenciar los valores patrimoniales del edificio", según Torres, que destacó sobre todo la concepción espacial del Oratorio con su planta elíptica, que supuso un avance en aquella época. El arquitecto explicó a este periódico que el otro proyecto, el de la rehabilitación del edificio anexo, está aún elaborándose ya que apenas había documentación sobre el mismo, queriendo concluir la redacción antes de final de año.

Según el convenio firmado entre el Obispado y la consejería de Vivienda, la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA) la que lleve a cabo la restauración de San Felipe Neri, pero el Obispado actuará como promotor de la obra y se encargará de contratar los proyectos básico y de ejecución, así como de la dirección de la obra y su ejecución, de manera que la EPSA no tendrá relación alguna con la empresa adjudicataria.

El obispo diocesano, Antonio Ceballos, hacía un juego de palabras al recibir el proyecto de rehabilitación, que "pesa mucho", como le dijo Zarrías, para destacar el peso que tuvo el acontecimiento de 1812. "Es un momento clave, una obra tan esperada en este emblemático templo, con tanta historia religiosa y profana o civil". Ceballos se mostró muy satisfecho con la firma del convenio y con el 2012, "donde la Iglesia va a volver a estar presente con todo lo que ella sabe y puede aportar".

Por su parte, Zarrías hizo referencia a la "agilidad y los ritmos impuestos" a los arquitectos para llevar a cabo los proyectos del Doce, "que hoy cobran dimensión propia" y destacó la actuación sobre el Oratorio, "que es el corazón donde latirá el Bicentenario" y que "dimensionará los valores de Cádiz".

Panel de Noticias

Noticias relacionadas