El Domingo misionero de los niños y niñas

Carta Pastoral del Obispo de Jaén a los niños y niñas con motivo del DOMUND.
Muy queridos amigos:

Hace tiempo que no os escribo, pero me acuerdo todos los días de vosotros. Ya sé que habéis comenzado un nuevo curso en el colegio y la catequesis y que habéis pasado unas vacaciones muy felices. ¡Qué suerte, tener muy cerca a tantas personas que os quieren y ayudan a crecer por dentro y por fuera! ¿Sabéis quiénes son, para rezar por ellos a Jesús y a la Virgen María?

Esta vez quiero escribir a los misioneros más importantes de Jaén: son los más pequeños. Ya sé que sois muchos y, seguro, que tú eres o vas a ser como ellos. No es tan difícil, pero es muy importante. Piensa en esto que te escribo y responde, por dentro, a las preguntas que te hago para saber si eres ya misionero o misionera:

¿Le rezas a Jesús y quieres parecerte a Él?
¿Quieres llevar alegría a los que están tristes?
¿Quieres ser amigo o amiga de todos y no sólo de los que te quieren a ti?
¿Les has dicho alguna vez a tus hermanos, amigos… quién es Jesús y lo que nos quiere a todos?
¿Alguna vez has regalado a los pobres alguna cosa tuya?
¿Rezas alguna vez por los que no tienen casa, vestidos, colegio, comida, libros, juguetes…?
¿Conoces a algún misionero o misionera de Jaén?

Siempre en este mes de octubre, ¡tan precioso! en que se caen las hojas y maduran las aceitunas, celebramos la gran fiesta de las misiones, el DOMUND. El Papa nos ha invitado especialmente en este año a parecernos a un gran misionero que nació ya hace dos mil años. Se llamaba San Pablo. Se encontró a Jesús después de resucitar.

Seguro que en tu casa, en la catequesis o en el colegio te habrán enseñado más cosas de este Apóstol de Jesús. Sólo os diré que un día, después de encontrarse con Jesús, se bautizó y, en vez de perseguir a los cristianos, se hizo misionero y predicó el Evangelio de Jesucristo por cientos de sitios. Hasta pudo venir también a España.

A los que ya estamos bautizados como San Pablo, Jesús nos invita a ser misioneros también, cada vez un poco más según vamos creciendo. Seguro que Jesús te ha puesto ya en la lista de los misioneros y misioneras de Jaén. Algunos se han ido muy lejos a predicar el Evangelio. Están en 36 países de todo el mundo. Los últimos han sido dos sacerdotes jóvenes que hemos enviado a Esmeraldas, en Ecuador. Les voy a pedir que os escriban una carta para que os cuenten cómo están y cómo son los niños y niñas de allí.

Ya me despido. Ha sido un poco larga la carta. Perdona. Te animo para que no faltes a la catequesis y que se note en casa y en el colegio que eres ya un poco misionero o misionera.

Os bendice vuestro Obispo y amigo,

+ Ramón del Hoyo
Obispo de Jaén

Panel de Noticias

Noticias relacionadas