Apertura de curso

Mons. Vilaplana insiste en la necesidad de profundizar en el conocimiento de la Palabra de Dios.
El 1 de octubre a las 10 h. ha tenido lugar el Primer Claustro de Profesores del Seminario Diocesano de Huelva para el presente curso, en la sala de profesores del mismo. En esta reunión ha sido aprobado el calendario y horario de las materias que serán cursadas este año por los seminaristas, a los que se incorpora D. José Antonio Calvo Millán, procedente de la Parroquia San Juan Bautista de La Palma del Condado.

El acto central de inaguración ha sido la Celebración de la Eucaristía de Invocación al Espíritu Santo, presidida por Mons. José Vilaplana Blasco, Obispo de Huelva, y concelebrada por Mons. Ignacio Noguer Carmona, obispo emérito de Huelva, y el Rvdo. Pedro Carrasco Chacón, Rector del Seminario Diocesano.

En su homilía, el Obispo ha agradecido al equipo saliente del Seminario su dedicación y los esfuerzos en la siembra para que las vocaciones encomendadas llegaran algún día a consagrarse al servicio de la Iglesia de Huelva. Tomando como base la cita del Evangelio proclamado, "Como el Padre me ha enviado, os envío yo", D. José ha recordado el recorrido que los discípulos hicieron con Jesús, desde la llamada, hasta este envío, recorrido que para la Comunidad del Seminario supone educar a los fieles seminaristas hasta llegar a identificarse con su Señor en disponibilidad, desprendimiento, humildad y apertura, especialmente al misterio de la Cruz, viviendo esta etapa con intensidad y sinceridad.
Además, el obispo ha insistido en la necesidad de profundizar en el conocimiento de la Palabra de DIos, tal y como se propone en el futuro Sínodo de Obispos y el Proyecto de Lectura Creyente que la Diócesis está dando comienzo en estos días.

Finalmente, D. José recordó a tres modelos para los seminaristas: por un lado San Pablo, en este año jubilar paulino, quien llegó a decir "Ya no vivo yo, sino Cristo en mí"; después ha recordado a María, la Oyente que configuró su vida con la Palabra de DIos; y, finalmente, a Santa Teresa de Liseux, cuya onomástica se celebra el 1 de octubre, y quien, desde la sencillez de una niña, quiso ser el Amor en a Iglesia. "Sea, pues, -dijo el prelado- vuestro oficio el Amor".

En la Eucaristía también ha tenido lugar el juramento del claustro de profesores y del nuevo equipo rectoral: Pedro Carrasco Chacón, Vicario Episcopal para el Testimonio de la Fe, recoge el testigo del servicio ofrecido durante estos últimos años por Julián Jiménez Martínez como Rector del Seminario. Igualmente ocurre con Eugenio Lobo Conde, que sustituye a Francisco Echevarría Serrano como Director Espiritual del Seminario, y Andrés Vázquez Martínez, que sustituye a José Antonio Omist López como Formador del Seminario. Además se añaden a la labor docente los seglares D. Julio Ceballos y el Dr. Luis Miguel Arroyo y el sacerdote Rvdo. Juan Manuel Lagares.

El Acto Académico ha corrido a cargo del sacerdote diocesano José Arturo Domínguez Asensio. Dr. en Teología, que en su Lección Inaugural ha disertado sobre Las dificultades sistemáticas sobre Mariología en el Ecumenismo, y en la que ha señalado que la razón nuclear de estas dificultades está en el reconocimiento de la función de María en la obra de la Salvación, como cooperadora y no como criatura pasiva que no interviene. D. José Arturo ha señalado también que esta concepción es prototipo de la doctrina católica con afirmaciones como: "Nada puede hacer la Iglesia sin Cristo, pero tampoco quiere hacer nada Cristo sin la Iglesia", donde el hombre participa de la obra de Dios.

Panel de Noticias

Noticias relacionadas