La alegría de la Fe

Carta Pastoral del Arzobispo de Sevilla con motivo del Año de la fe

A los sacerdotes, diáconos, consagrados, seminaristas y laicos cristianos de nuestra Archidiócesis

Queridos hermanos y hermanas:

«La puerta de la fe (cf. Hch 14, 27), que introduce en la vida de comunión con Dios y permite la entrada en su Iglesia, está siempre abierta para nosotros»1. Es una puerta que conduce a la alegría, a la esperanza, a la fortaleza del corazón y a la juventud del espíritu, porque es una puerta que lleva a la comunión con Dios, que es Verdad y Amor eternamente joven. Es una puerta siempre abierta, que constituye una permanente invitación a entrar.

Esta invitación se hace más insistente y cercana en el Año de la fe convocado por el Papa Benedicto XVI como una llamada a «redescubrir el camino de la fe para iluminar de manera cada vez más clara la alegría y el entusiasmo renovado del encuentro con Cristo»2. Es la alegría que el ángel anunció a la Santísima Virgen (cfr. Lc 1, 28), el gozo que los ángeles anunciaron a los pastores de Belén en el nacimiento de Jesús (cfr. Lc 2, 10), la sorpresa y la alegría de los discípulos en los encuentros con el Resucitado en las mañanas de Pascua (cfr. Mt 28, 8-9; Jn 20, 11-18). El Año de la fe nos convoca a vivir con profundidad nuestro encuentro con Cristo Resucitado.

Leer la carta completa.